10 pequeñas verdades que te ayudarán a seguir adelante en tus días más oscuros

Sé lo difícil que puede ser para ti salir de la cama cada mañana, tratando de encontrar motivación para tu día. Sabes ... No pensé que estaría donde estoy hoy. Aunque he tenido mi parte justa de éxitos, pensé que tendría más éxito ahora. O al menos, sentirme exitoso. Pero no es así.
IMAGEN: SAM CHIVERS
Todavía no he alcanzado mi máximo potencial. Todavía no estoy viviendo la vida de mis sueños. Todavía no he encontrado una pareja con quien compartir mi vida. Pero esto no quiere decir que no sea feliz. Porque en muchos aspectos, lo soy. Estoy feliz porque puedo ver las oportunidades que hay. Puedo sentir mi potencial y sé que un día tendré ese poco de suerte necesario para hacer realidad mis sueños.

Desafortunadamente, esa sola creencia no es suficiente para atravesar los días más oscuros. Sabes de qué días estoy hablando ... esos días cuando no puedes articular una sonrisa. No puedes encontrar palabras amables. No puedes simplemente levantarte y seguir con los mismos movimientos que has estado ejecutando por años. El hecho es que cuanto más sueñes, más probable es que empieces a creer que la vida que estás viviendo es una pesadilla.

El sueño es ciertamente importante, pero también debes apreciar las cosas que has hecho y las cosas que tienes ahora. Es la combinación de los tres - pasado, futuro y presente - que crea la motivación necesaria para alimentar tu proyección hacia las estrellas. Si no fuera por estas 15 cosas, no sería capaz de seguir adelante:



1. Saber que un día me despertaré sonriendo.

2. Saber que llegará el día en que todo el trabajo duro y sacrificio realmente compensa.

3. Ese momento en el futuro cuando me doy cuenta de que, independientemente de cuánta gente me diga lo contrario, he tomado las decisiones correctas en la vida.

4. Aquellos breves momentos en los que no me siento tan solo, me recuerdan que se puede encontrar un hombro para apoyarse si uno lo busca.

5. La obstinación que me niego a vivir una vida de mediocridad.

6. Tener fe que voy a encontrar a alguien que me ame – con todos mis defectos.

7. Los días en que el sol parece brillar, aunque está nublado.

8. Aquellos raros momentos de alegría que se prolongan por un poco más de lo habitual.

10. Notar que incluso la persona más seria y drástica tiene bondad en su corazón.

11. Aceptar que incluso aquellos que te tratan como basura, sólo lo hacen porque son miserables consigo mismos.

12. Aquellos momentos de silencio que hablan mucho.

13. Percibir que no importa cuántas veces puedas tropezar o aparentemente retroceder, siempre estoy moviéndome un paso más cerca de la persona que estoy destinado a ser.

14. Aceptar que soy más fuerte y más valiente de lo que me doy crédito.

15. El hecho de que los cortes y magulladuras, incluso cuando son increíblemente profundos, se curan si se les permite.


Comentarios

Publicar un comentario en la entrada