7 Principios de motivación para ayudarte a cambiar tu vida



El secreto de la motivación es que comienza entre tus oídos. La motivación es como un rompecabezas y tienes que ver cómo las piezas encajan antes de que puedas conseguir la imagen completa. El cómo ves el mundo, comienza con tu mente y actitud, te impedirá o te ayudará en el camino hacia el éxito  y permanecerás motivado.
 
IMAGEN: INSPIKS
La motivación no proviene de fuentes externas. Por el contrario, es todo impulsado por tus recursos internos. En mi experiencia, algunas de las piezas de este rompecabezas se pueden encontrar en los siguientes principios de vida:

Cambie tu actitud
La actitud está en el fundamento de la motivación. El éxito e incluso cómo lidiar con el fracaso y los desafíos dependerá en gran medida de tu actitud. Todo lo que te sucede tiene que ser visto a través de un cierto lente. Este lente es positivo o negativo, actitud y motivación. Un amigo mío me dijo hace años que tenía menos de un año para vivir. Pasó el resto de sus días enfocándose en el 10 por ciento de posibilidades que los médicos le habían dado. Sus últimos días fueron positivos.

Toma el control
Tú eres dueño de tu vida. Nadie más lo hace. Tu jefe, tu cónyuge, tu trabajo, etc. no son los dueños de tu vida. Nadie puede "hacer" sentirte feliz, triste, abrumado, motivado o cualquier otra cosa. Sólo tú puedes hacerte eso. Eres tú quien eres dueño de tu vida. Estás donde estás debido a tus propias acciones o inacciones. Cuando asumes posesión, te da poder y te da control. Y ese control ayuda a proporcionarte motivación.

Elimina el "No puedo" y las excusas
Cuando era joven, me enseñaron que no debía usar la palabra "no puedo". Para estar motivado, tienes que creer en tu potencial y oportunidad. Diciendo: "No puedo ganar dinero", o "No puedo encontrar un nuevo trabajo", es derrotista. Todo lo que estás haciéndote mentalmente es proporcionarte excusas. Para recargar tu motivación, borra el "no puedo" y evita las excusas. La vida no es fácil. Todos tenemos desafíos, pero tus posibilidades de éxito aumentan exponencialmente si te esfuerzas en construir tu propio camino.

Sal del sofá
La primera ley de Newton es absolutamente correcta: un objeto en reposo permanece en reposo y un objeto en movimiento permanece en movimiento. La motivación viene cuando estás avanzando. Si estás buscando conseguir algo y permaneces motivado, tienes que moverte. Una de las cosas más fáciles que puedes hacer por ti mismo para ayudarte a nutrir tu motivación es salir y conectarte con la naturaleza. Movimiento. Ejercicio. Hagas lo que hagas, no te sientes en el sofá y veas pasar el mundo.

Comprométete
La motivación viene al comprometerse con algo. En otras palabras, tomar una decisión. Y, cuando has tomado la decisión y los desafíos surgen, mantente comprometido con lo que decidiste hacer. Cualquier cosa que valga la pena se convertirá en un desafío, que siempre es una oportunidad para reafirmar tu compromiso. Así es como todos crecemos como seres humanos. Comprométete con una decisión, mantén el rumbo y verás aumentar tu motivación.

Haz el trabajo
La motivación sostenida toma consistencia y la única manera de colocar el combustible en el fuego es hacer el trabajo. Grandes metas llevan tiempo para lograrlas. Es importante pasar un poco de tiempo cada día trabajando en él, aunque sea sólo 15 minutos. 

Acepta las consecuencias
Finalmente, aceptar la responsabilidad de las consecuencias es en realidad una oportunidad para mantenerte motivado. Una vez más, eres el dueño de tu vida y tienes el control. Toma responsabilidades por los errores que has cometido en el camino. Esta es una oportunidad para aprender y dominar tus metas, con los errores que se producirán en el camino. Y una vez que aceptes las consecuencias y aprendes de ellas, sigue adelante.
Escrito por Paola Céspedes de Hoy Aprendí.

Comentarios

Publicar un comentario en la entrada