3 frases que rápidamente neutralizan cualquier crítica

La gente perfecta no existe, por lo que siempre habrá algunos que encuentren motivos para condenarte por lo que haces. Desafortunadamente, nunca podrás evitar la crítica completamente, pero puedes aprender a extraer valiosas lecciones de ella.
IMAGEN: CAMPAIGN
Hemos decidido compartir los siguientes consejos simples contigo que muestran la mejor manera de reaccionar ante las quejas para extraer lecciones beneficiosas.

¡Decir que sí!"
Cuando alguien nos desafía, lo primero que debemos hacer es lidiar con nuestras emociones y reconocer que la persona tiene derecho a su propia opinión.

Trata de ver las cosas desde la perspectiva de la otra persona, y encontrar razones para estar de acuerdo con su punto de vista. Cuando una persona ofrece una crítica, espera recibir una respuesta - que es apenas naturaleza humana. Pero cuando oye las palabras "gracias" en vez de una resistencia agitada, se encontrarán "positivamente confundidos".
Cuando hemos dicho "sí" a una reprensión, estamos mejor preparados para tratar de dar sentido a lo que sucedió y entablar un verdadero diálogo constructivo.

"Pero..."
La crítica no siempre coincide con la forma en que entendemos la situación. Por lo tanto, es importante que expreses tu propia posición. Pero esto debe centrarse en la información objetiva, no en un intento de justificarse o excusarse. De esta manera, la persona con la que estamos hablando verá que estamos tratando de darle sentido a lo que sucedió. El punto es, la gente está dispuesta a aceptar mucho si la situación se les explica de una manera respetuosa. Esto puede ayudar a otras personas a ver la situación bajo una nueva luz y tener en cuenta nuestra opinión.



Cuando usamos esa pequeña palabra "pero" nos ayudamos a evitar adoptar una posición resumida en las palabras "todo lo que digas". Incluso si reconocemos el derecho de otras personas a criticarnos, no estamos obligados a aceptar todo lo que dicen como La verdad inatacable.

“Vamos…”
Cuando hemos escuchado las críticas y expresado nuestra propia posición bien argumentada, es importante tratar de tomar una decisión conjunta sobre qué hacer a continuación. Para ayudar a la otra persona a entender que no estás simplemente tirando una barricada a sus ideas o sentimientos, necesitas sugerir ideas concretas y constructivas.
Si respondemos a la crítica usando esta secuencia, entonces la retroalimentación negativa puede tener un efecto positivo sobre nosotros, ayudándonos a no sólo averiguar mucho de lo que es útil, sino también correcto en aquellas áreas en las que nos hemos equivocado. Más importante aún, este proceso puede ayudarnos a mejorar nuestras relaciones con otras personas.

El derecho a equivocarse
Obviamente, escuchar a alguien que te critica no es fácil, y es aún más difícil asegurar que tiene un resultado positivo. Algunas personas ven incluso la más insignificante crítica como motivo para romper una relación, viendo virtualmente cualquier comentario negativo como un insulto serio. Pero cuanto más maduro es un individuo, más permitirá que otros tengan las opiniones más variadas de él y lo que él hace. Se da cuenta de que puede cometer errores. Al reconocer que tenemos el derecho a cometer errores, no gastamos tanta energía tratando de esconderlos de nosotros mismos y de los demás. Y cuanto menos miedo tenemos de estar equivocados, menos sufriremos de estrés y mayores serán nuestras posibilidades de lograr el éxito. Si estamos abiertos a la posibilidad de ser criticados, entonces ampliamos el alcance de la información útil que estamos dispuestos a absorber y el círculo de personas que estamos dispuestos a involucrar en nuestras vidas. Esto finalmente significa que podemos avanzar y crecer como individuos.



Escrito por Kevin Guanilo de Hoy Aprendí. 

Comentarios

  1. Quien critica abiertamente a una persona,esta violando un espacio que no le pertenece.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada