Un simple método para enseñarle a tus hijos a no interrumpir

Muy a menudo, nuestros hijos siempre quieren preguntarnos muchas cosas o simplemente contarnos cada cosa que les pasa, independientemente de si estamos conversando con alguien o no. Esta pequeña historia nos muestra como una pequeña técnica puede terminar por completo con las interrupciones:
IMAGEN: PEXELS
“Estaba conversando con mi amiga y su pequeño hijo se acercó corriendo con la actitud de querer decirle algo. En vez de simplemente decirlo e interrumpir, el niño simplemente puso su mano en la muñeca de su mamá y esperó. Mi amiga puso su mano sobre el niño para darle a entender que ya se dio cuenta que le quiere decir algo y continuó hablando conmigo.



Al terminar la conversación que estábamos manteniendo, se volteó y miró a su hijo. Me sorprendí mucho. Fue todo tan simple. Tan amable. Tan respetuoso por parte de ambos, la mamá y el niño. El niño solo necesitó esperar unos segundos a que mi amiga termine de decir lo que estaba diciendo. Luego de eso, tuvo toda su atención.

Mi esposo y yo empezamos a implementar esta técnica con nuestros hijos. Les explicamos que si quieren decirnos algo mientras estamos ocupados, solo tienen que poner su mano en nuestra muñeca y nosotros sabremos que ellos quieren comunicarse con nosotros. Nos tomó un poco de tiempo y práctica, pero actualmente, las interrupciones desaparecieron.

No más ¡Espera! No más ¡Por favor no interrumpas! Tan solo un simple gesto; un toque en la muñeca. Eso es todo”.

Inténtalo, si funciona.



Comentarios

  1. Muy bueno lo practicare,,,,es el lenguaje del amor y del respeto ,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario