7 formas en las que DESTRUYES a tus hijos cuando decides serle INFIEL a tu esposa

Cuando decides serle infiel a tu pareja, también decides destruir a tus hijos. Descubre su verdadero dolor.

El día que sostuve a mi hija por primera vez, un inmenso sentimiento (casi imposible de soportar) de responsabilidad invadió mi vida. Sus ojos azules como el cielo me miraban intensamente como diciéndome: Acá estoy, ahora debes protegerme mamá, y en ese preciso momento, mi vida cambió para siempre.
El día que decidimos perforarles las orejas a mi hija más chica (el mismo día que también le perforamos las orejas a la más grande), cuando vi que le hicieron ese orificio y ella lloró, me dolió mas a mí, y no podía evitar pensar que ella había llegado a mí perfecta, sin orificios, y que yo, por una moda, lo había cambiado.

Ellos llegan a nosotros cien por ciento indefensos y con su alma perfecta, quedando a nuestra total y completa merced. Cada vez que tomas una mala decisión, le estarás dejando un orificio en su corazón, y hagas lo que hagas, nunca más será igual. Si decidiste serle infiel a tu pareja, también has decidido destruirle la vida a tus hijos.

Estas son las 7 heridas que no sanarán:

1. Creas un futuro infiel
De acuerdo con Ana Nogales, psicóloga clínica, "el 55 porciento de los hijos de familias en las que uno o ambos padres fueron infieles, también son infieles en su adultez".

Tú eres su gran ejemplo, y lo que tú haces, en sus pequeñas mentes, está bien. Enseñar a alguien que la infidelidad es una conducta aceptable y una forma de vivir, a través del ejemplo, es cómo enseñarle a un niño de 2 años a abusar de sustancias como el alcohol o las drogas.

A eso hay que agregarle que no es lo mismo cometer una infidelidad única por error, y nunca hacerlo más, a aprender acerca de la infidelidad como una de las 'enseñanzas' de uno de sus progenitores.


2. Experimentan la peor clase de traición que un ser humano puede experimentar
Las traiciones que llegan a nuestras vidas a cargo de los amigos, pareja, o familiares más lejanos, no lastiman nada en comparación a la traición del ser que nos dio la vida. Los niños aprenden a vivir la traición de una manera que no es natural, ya que no hemos sido creados con la habilidad de entender o digerir la traición de nuestros propios progenitores.

Para los niños, la traición de uno de sus padres hacia el otro es sentida y vivida como una traición a la familia completa, a sus sueños de crecer con ambos, y surge el miedo y la incertidumbre más grande que un ser humano pueda sentir. Si traicionaste a tu pareja (la madre o padre de tus hijos), ¿qué te impediría fallarle a tus hijos otra vez?

3. Comienza a sentir pánico al abandono
¿Qué hizo su mamá o papá para merecer que tú la/o dejarás por otra persona que ahora amas más? Exactamente, tu pareja no hizo nada para merecer una traición, simplemente, por que nadie se merece eso.

Los niños que son hijos de padres infieles crecen con un sentimiento de inseguridad y desarrollan pánico al abandono. Esto impacta significantemente su futuro; cuando adultos, les cuesta encontrar parejas por que tienden a sofocar a todo el que les muestra amor, por miedo a perderlos.
.
4. Aprenden a desconfiar (de todo y todos)
Según el Huffington Post, el 75 porciento de los hijos de padres infieles desarrolla la desconfianza de una manera que no se considera normal, es decir, su desconfianza es tal, que se les hace casi imposible poder tener una relación de pareja saludable y duradera.

5. No creen en el amor
El 80 por ciento de estos niños al llegar a la adultez no creen en el amor, embarcándose en conductas destructivas a la hora de amar. Les resulta sumamente difícil creer en que pueden tener una familia y que el amor será la base de esa unión. Un gran porcentaje de ellos se involucran en relaciones cortas, casuales, le tienen pánico al compromiso y sabotean todas las relaciones que tienen, por miedo a enamorarse y sufrir.

6. Viven en carnes propias la decisión salomónica
Esto se da en todos los divorcios. Los niños sienten que deben elegir entre uno de los padres. Lo que muchos padres no llegan a comprender en su plenitud, es que para sus hijos, ambos son sumamente importante y que sea lo que sea que haya pasado, a ellos les gustaría elegir a ambos.

7. El daño no comienza el día que el niño se enteró de la traición de su progenitor y no termina con la separación de sus padres
"El daño hecho en los niños ocurre en el momento en que el padre o madre elige salirse de su matrimonio para involucrare física o emocionalmente con alguien mas. Cuando la infidelidad ocurre, el infiel traiciona a su pareja y a su familia, y al amor y compromiso como pareja y padre o madre", explica Azmaira Maker, terapista y psicóloga familiar. "No es sólo un comportamiento, es toda una dinámica en la relación", agrega.

Si tienes una familia, piensa 100 veces antes de seguir tus instintos o falta de control para perseguir una aventura. Recuerda que estás comparando una simple aventura con el amor incondicional de quienes decidieron que te querían a ti como padre o madre y como compañero.


Fuente: el post completo y original lo puedes encontrar en familias.com

Comentarios

  1. No hay comentarios por que todos nos hacemos pendejos con nuestros niños

    ResponderEliminar
  2. No hay comentarios por que todos nos hacemos pendejos con nuestros niños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los infieles si,pero se hacen tontos ellos solos,

      Eliminar
    2. Los infieles si,pero se hacen tontos ellos solos,

      Eliminar
  3. yo quitaría del titulo lo de ser infiel a la esposa, ya que luego hablas de manera general ^^ por lo demás chapó

    ResponderEliminar
  4. Creo que la infidelidad es el síntoma de una enfermedad que la pareja padece desde ya hace un tiempo anterior al hecho en si...así que lo más importante para mí es decirse LA VERDAD a uno mismo primero y luego al resto de la familia y hacerse cargo como adulto de la decisión tomada. Las VERDAD es el ejemplo mas valioso que podemos dejarle a nuestros hijos como demostración de AMOR!!!

    ResponderEliminar
  5. No estoy de acuerdo en que cataloguen al hombre como el que siempre es infiel, que ocurre con la mujer, ellas también son infieles, pero siempre tratan de que el hombre quede como el responsable de estas situaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto tu comentario, totalmente de acuerdo!

      Eliminar
    2. Desde el principio del artículo se aclara que puede ser infiel la madre o el padre y así lo leí yo, que vos te hagas cargo es otra cosa...

      Eliminar
  6. Q pena todo lo k tienen q pasar x la falta d valores d algunos hombres o mujeres. Seria mejor terminar sin la necesidad d un tercero,pero el infiel es egoista x naturaleza y cobarde x conviccion .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con tu comentario el infiel es egoísta porque piensa en su propia satisfacción ya sea económica o emocional.
      Y cobarde porque no tiene el valor ni la inteligencia de hablar con su pareja de la situación que están viviendo para encausarla para resolverla

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Aparte de que el título cataloga de entrada al hombre como infiel, hay que tener en cuenta en primer lugar que hay infidelidades e infidelidades y aunque se menciona por encima,se pasa por alto la infidelidad por amor (que sigue estando mal por supuesto). Y aunque estoy de acuerdo en casi todo, dudo mucho que cuando una persona sea infiel busque hacerle daño a sus hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No buscan que sus hijos salgan lastimados pero aunque sea inconscientemente, saben que serán lastimados por sus acciones y aun así no les importa tanto como su propio beneficio y satisfacción personal. No existen las infidelidades por amor, seran mas bien por desamor a uno mismo, pues desde mi punto de vista personal si realmente amaran a esa nueva persona que conocieron, cerrarian lo mas sanamente que se pueda su matrimonio para despues iniciar otra relacion con esa otra persona, pero es mentira jamas llegan amar a las amantes solo estan con ellas/o por diversas necesidades, la necesitan mas no la quieren y es biceversa.

      Eliminar
  9. Que difícil es reconocer que ambos somos responsables de una relación y de lo que sucede en ella y que nuestros actos afectan positiva o negativamente a nuestros hijos y que el daño que se causa desafortunadamente es una grieta emocional que muchas veces pasa desapercibida por los padres, que no se nos olvide que para procrear se requiere de papa y mama así como para su formación y nadie sustituye a nadie somos únicos e irrepetibles por lo que vale la pena luchar por la familia y por la salud emocional de cada miembro de la misma Dios les bendiga

    ResponderEliminar
  10. Esto es VIL CHANTAJE.. a mi me fueron infiel, y la relación de mis hijos con su padre es espléndida. Son los padres (en especial las madres rencorosas) los que se encargan de taladrar en la mente de los hijos que alguno de los progenitores "no los quiere" o "los ha abandonado". Eso es una bajeza peor aún que la infidelidad misma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpame pero discrepo totalmente, mi padre fue infiel y mi madre jamás me habló mal de el, todo lo contrario, yo interprete la infidelidad de mi padre como una traición a toda la familia y sumado al conflicto que esta situación me creo, comencé a sentir rencor por mi madre por entender que ella lo justificaba cada vez que yo manifestaba mi rencor hacia el, cada persona es distinta y se trata más de la manera en la que uno gestiona su propia experiencia que de las opiniones externas, aunque por supuesto, existen madres y padres rencorosos y manipuladores, pero el verdaderamente tóxico es aquel que ha cometido la infidelidad!

      Eliminar
    2. Coincido en la mitad contigo, ya que tengo la misma tendencia a pensar que el mayor problema radica en la persona a la que le fueron infiel y más aún si defiende al infiel. Sin embargo, mi familia sufrió dos infidelidades de parte de mi padre, y aunque me logré identificar con varios puntos, creo que la toxicidad que mencionas no proviene del infiel; él no es la causa, ya que la pareja debe hacer todo lo posible para hacer que la otra persona siga deseando estar con uno, por lo que si alguno sufre una infidelidad, es porque no hizo lo suficiente para mantener una relación; por el otro lado, si una de las dos personas es propensa a ser infiel, entonces el problema inicia en el momento en que la pareja acepta a esa clase de personas pensando que será diferente en un futuro.
      Lo más importante dentro de una familia es perdonar a todos los involucrados en tales eventos, incluso a uno mismo como hijo por pensar de forma negativa hacia otra persona, porque después de todo, siguen siendo nuestros padres (claro, si es que ameritan ser nombrados así). Cada quien tiene sus razones de actuar, y debemos seguir nuestras vidas a pesar del dolor que ésta nos llegue a presentar.

      Eliminar
  11. Esto es VIL CHANTAJE.. a mi me fueron infiel, y la relación de mis hijos con su padre es espléndida. Son los padres (en especial las madres rencorosas) los que se encargan de taladrar en la mente de los hijos que alguno de los progenitores "no los quiere" o "los ha abandonado". Eso es una bajeza peor aún que la infidelidad misma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor mira mi comentario de hoy. Muchas gracias.

      Eliminar
  12. Muero por que el papá quiera salir por lo menos una vez a la semana. Pero el papá no quiere. Y mi hijo piensa que hizo algo malo, por que papá no quiere verlo. Y eso me duele. Padres no hagan eso se los ruego. Ellos son personitas que necesitan mucho de Uds ... por favor ...😔

    ResponderEliminar
  13. Es muy doloroso cuando lo traicionan y luego le hechan la culpa al traicionado. Es como si el infiel nunca tuviera culpa de nada porque su pareja lo llevó a eso.
    Es un argumento muy injusto que han utilizado los infieles por años.
    Las preguntas deben ser:
    ¿Por qué fuiste tan egoísta y no pensaste en el daño a tu familia?
    ¿Por qué no buscaste ayuda profesional si estabas descontento en la relación?
    ¿Por qué no utilizaste todo ese tiempo y dinero de la traición en tu matrimonio para mejorarlo?
    La sociedad trata de justificar la traición sin darse cuenta que esta conducta es muy destructiva para las familias. Comenzemos a poner las cosas en el orden correcto.

    ResponderEliminar
  14. somos el resultado de nuestra familia, y si , nada originales, si los padres han sido infieles uno repite la histoia, hasta que en la familia surja alguien que corte con esto

    ResponderEliminar
  15. Lo que pasa es que cuando decidimos traicionar a nuestra pareja, sea el hombre o la mujer (esposo o esposa) nunca pensamos en que sucedería si el otro se entera y las consecuencias venideras, como por ejemplo el impacto que tendría una separación y lo que podría afectar a nuestros hijos; en conclusión los adultos somos unos estúpidos egoístas cuando no tomamos decisiones serias y conscientes como la del respeto hacia la pareja y entregarse por completo a su compañero y respetar siempre ese vinculo ....ya que es la madre o el padre de nuestros hijos y se debe procurar alimentar el amor y la armonía en el hogar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada